jueves, 1 de marzo de 2018

Quiroga: relatos extraños del más acá.


Quiroga: relatos extraños del más acá.


Por Verónica Wiggenhauser


El atonante final del cuento dejó las gargantas con un nudo (...)”


La nueva edición de cuentos completos de Horacio Quiroga es una joya que no pude dejar pasar. De hecho, es una publicación que hace rato quería tener y al fin (gracias a Planeta y a Malena Peña) lo tengo en mis manos ¡y todo en un mismo tomo! Algo que me pareció indispensable y conveniente, ya que la mayoría de estas obras vienen en varios volúmenes.Con una bellísima presentación y una lúcida introducción a cargo de Sergio Olguín nos llega este compendio de cuentos “quiroguianos”.
Cuando éramos chicos leímos “Cuentos de la selva” fascinados por la fauna parlante y nos aterrorizamos también con “El almohadón de plumas” (estoy segura de que dormiste sin almohada por un tiempo ) pero a veces cometemos el error de quedarnos ahí y esperar que nos lo hagan leer por obligación en la escuela. Por eso celebro esta nueva edición de más de mil páginas de Cuentos completos de Horacio Quiroga que Seix Barral (Planeta) ha lanzado de manera hermosamente oportuna para llevarnos a todos los cuentos y ampliar nuestra inmersión en su obra que, no les miento, vale la pena leer y releer.
Desde las fábulas de los ya mencionados Cuentos de la selva , pasando por El Salvaje con su locura alucinante y llegando hasta las rarezas como “Argumento para una novela” y “Mi cuarta septicemia: Memorias de un estreptococo” (déjenme decirles, es una genialidad cómica y terrible donde el narrador protagonista es, por supuesto, un estreptococo).
Horacio Silvestre Quiroga Forteza fue un escritor prolífico y extraño que me fascinó desde chica: el “Kipling” de latinoamérica leí por ahí y también llegaron a llamarlo el “Poe” latino. Resulta injusto porque Quiroga tiene su propio mundo de vampiros, animales salvajes , locos y extraños sucesos. Desde fábulas hasta crueles relatos fantásticos que provocan la perplejidad y fascinación en el lector de manera inmediata.
El autor nacido en Salto, Uruguay y con una vida que pudo ser argumento de una novela gótica y de aventuras ( era descendiente de Facundo Quiroga, el caudillo ) Los sucesos de su vida desde temprana edad fueron hechos terribles y trágicos: suicidios y muertes accidentales ( les cuento una: mató a su mejor amigo mientras limpiaba el arma, durante un duelo cuando oficiaba de padrino del mismo).También se enamoró apasionadamente de su alumna con quien formó una familia y a quien perdió a causa de una muerte prematura.
Sus relatos están atravesados por la crueldad y la perseverancia tanto del hombre como de la naturaleza. Algunos temas también son la enfermedad, la crueldad, la muerte y lo desconocido. También el mundo como ominoso; aquello que vemos todos los días pero se vuelve desconocido cuando lo atravesamos y esto, probablemente podría representar la selva que ha influido en Quiroga como su hogar y también su soledad y locura. El autor convivía con criaturas de todas las especies y leyendo sus relatos fabulosos, podemos sospechar que parecía oír las conversaciones de los yacarés, los flamencos y toda la fauna que tan bien conocía y ha sabido plasmar en estos relatos. “La tortuga gigante” por ejemplo, es un híbrido entre epopeya y fábula que narra la lealtad de los animales y de los hombres hacia ellos. Sus cuentos, tanto para adultos como para jóvenes son inquietantes, plenos de un mundo un poco monstruoso y extraño dentro de lo conocido que no podemos dejar pasar. Si no atravesaron el umbral todavía, anímense y descubran a este maravilloso escritor de vida novelesca y desafortunada pero de profusa riqueza literaria que seduce desde el principio y de la mano de lo extraño, se pueden relacionar con lo conocido y lo más profundamente humano como el miedo, el instinto asesino, la curiosidad, el instinto de conservación, en definitiva; la vida y la muerte.

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Tus comentarios son importantes para el blog!
No te vayas sin dejar tu huellita :)