miércoles, 21 de diciembre de 2016

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares II: La ciudad desolada

Autor: Ransom Riggs

Editorial: Planeta

Paginas: 480

El viaje extraordinario que comenzó en El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares continúa con la huida de Jacob Portman y sus insólitos compañeros en busca de una cura para su querida maestra, Miss Peregrine. Perseguidos por sus enemigos, al llegar a Londres encuentran una ciudad destrozada por las bombas en la que el peligro acecha en cada esquina. A pesar de su valentía y fortaleza, deberán enfrentarse a desafíos que desafiarán sus asombrosas habilidades. ¿Cómo superar los obstáculos de un mundo en el que humanos y peculiares libran guerras paralelas? La ciudad desolada transporta al lector a un mundo mágico que convive con nuestra realidad cotidiana. Nuevos personajes peculiares irrumpirán en esta historia en la que circulan frenéticamente wights sanguinarios, extraños animales, seres mutantesy otras muchas sorpresas que desafían la imaginación.

Gracias Los Chicos No Leen - Planeta por el ejemplar.



La presente reseña contiene spoilers del primer libro

¡Buenas! Hoy les traigo la reseña de un libro que tengo hace bastante en la estantería y que no había tenido oportunidad de leer. Por un lado porque, como todos saben, las épocas de finales son duras, pero a la vez, y sacando toda excusa de lado, creo que me encontraba un poco reticente a comenzarlo. Me parece haber expresado en la primera reseña de la saga que, si bien me gustó el libro, tampoco fue una lectura que me haya enloquecido.
Tratemos de retomar el punto en el que nos quedamos en la entrega anterior. La escuela de Miss Peregrine fue destruida por los Huecos, a la vez que Miss P fue envenenada y encerrada en su forma de pájaro, sin ser capaz de volver a la normalidad. La esperanza de los niños se centra en encontrar a Miss Wren,  quien parece ser una de las únicas ymbrines en haber escapado de las garras de los wights, para que sane a Miss P y le permita volver a su forma original. Pero el viaje a Londres no será sencillo: están atrapados en 1940, un mundo devastado por la guerra en el que nadie es lo que parece ser en realidad.
Comencemos hablando de una de las cosas que me molestaron un poco en el primer libro: la lentitud con la que se desarrolla la trama. En “Ciudad desolada”, si bien debemos admitir que este obstáculo no ha sido superado del todo – hay partes que aún se vuelven un tanto pesadas – contamos con la ventaja de no seguir encontrándonos con un libro introductorio. Ya sabemos mucho sobre el mundo de los peculiares, lo cual permite que la acción se desarrolle con mayor rapidez, al tiempo que introduce nuevos personajes y nuevos conceptos, como es el caso de la existencia de animales peculiares o de la importancia que toma el libro de “Cuentos peculiares” que Miss Peregrine solía leerles. Esta segunda instancia se asemeja mucho a una especie de “road movie” en la que nuestros protagonistas viajan de un punto a otro tropezándose con peculiares y enemigos por igual, esperando así encontrar una cura para su amada directora.
Con respecto a esto, cabría decir que me pareció un tanto inverosímil que encuentren peculiares por, literalmente, TODAS partes, cuando en realidad se suponía que eran una clase rara y que se encontraba casi en extinción por estar siendo cazados por wights, pero a la vez tengo que admitir que fui cautivado por las nuevas inclusiones al catálogo de personajes. Cada nuevo personaje tiene una peculiaridad única que lo diferencia del resto y que encaja a la perfección con el grupo: tal es el caso de, por ejemplo, los hermanos ciegos que se manejan por ecolocalización, o  Merlina y sus poderes telekinéticos.
Continuando con los  personajes, creo que estuvieron mucho mejor delineados que en la entrega anterior.  Si bien no se caracterizan por su complejidad, cada uno actúa acorde a su psicología y se complementa con el resto, nutriendo así a sus otros  compañeros. El personaje de Jacob, por ejemplo, toma mucha más profundidad, cosa que evidentemente le faltaba en la primera novela, y lo mismo sucede con tantos otros. A veces no logro congeniar con la forma de pensar de algunos, como  con Emma y su a veces extrema falta de decisión a la hora de usar sus poderes, pero creo que son rasgos que congenian con la historia detrás del personaje y que son fáciles de explicar.
El uso de material fotográfico sigue resultando novedoso y le otorga al libro un dejo de frescura, como sucedía con el anterior, pero a la vez algo también aporta mucho más tétrico. Esta segunda entrega es mucho más oscura, y eso se refleja en las imágenes que encontramos en las páginas así como en las situaciones que nuestros protagonistas se ven obligados a vivir. La muerte los acecha a cada paso, y amenaza con llevarse a más de un personaje.
En cuanto a la edición del libro, si bien desde lo estético está muy cuidada y es muy amena a la vista, creo que se debería tener más cuidado con las traducciones. Sobre todo llegando al final, la misma se vuelve descuidado y encontramos ejemplos de tiempos verbales que son utilizados de manera incorrecta o que, al menos, suena raro al oído.
Entonces podríamos decir que, a grandes rasgos, “Ciudad desolada” mejora muchos de los aspectos que se mostraban débiles en la primera entrega de la saga. Y si bien todavía tiene segmentos que se vuelven densos o que parecen contradictorios entre sí, estos defectos son fácilmente subsanados por el interés que la trama despierta en el lector. Personalmente, a pesar de las cosas que me molestaron del libro, tengo muchas ganas de saber cómo concluye la historia.







3 comentarios :

¡Tus comentarios son importantes para el blog!
No te vayas sin dejar tu huellita :)