sábado, 15 de octubre de 2016

Reseña y película: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares.

Autor: Ramson Riggs

Editorial: Editorial Planeta

Paginas: 415

De niño, Jacob formó un lazo especial con su abuelo, que le contaba extrañas historias y le enseñaba fotografías de niñas levitando y de niños invisibles. Ahora, con dieciséis años, Jacob sufre la inesperada muerte del anciano. Entonces, cae en manos del joven una misteriosa carta que lo empuja a emprender un viaje hacia la isla remota de Gales, en la que su abuelo creció, para descubrir si todas esas historias que había oído de niño¿ son reales. El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares es una enigmática historia sobre niños extraordinarios y monstruos oscuros; una fantasía escalofriante ilustrada con inquietantes fotografías de época que deleitará tanto a jóvenes como a adultos. Una lectura sorprendente, inquietante e inolvidable.

Gracias Los Chicos No Leen - Planeta por el ejemplar.






Quiero empezar esta reseña, que busca abordar tanto lo literario como lo fílmico, hablando un poco sobre el libro. “El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares” nos cuenta la historia de Jacob, un joven de 16 años con una relación muy cercana a su abuelo. Y es que, desde pequeño, Abe Portman le ha contado toda clase de historias fantásticas: niños invisibles, mujeres pájaro, jóvenes capaces de controlar el fuego o la tierra. Estos personajes jugaron un papel importantísimo en su infancia pero, con el paso del tiempo, Jacob ha dejado de creer en ellos. Como si fuera poco, la mente de su abuelo ha comenzado a vagar por lugares que rozan la locura: habla de monstruos que intentan matarlo, de personas en peligro, de cartas perdidas.
La muerte de Abe, en circunstancias extrañísimas, afecta a Jacob de una manera terrible. Está seguro de que hay algo de cierto en las historias de su abuelo, pero ni sus padres ni el Dr. Golan, su psicólogo, parecen dispuestos a creerle.
Sí tengo que advertir, sin embargo, que es un libro sumamente lento. Pero no quiero que se tome lento como sinónimo de aburrido, sino que quiero establecer a la lentitud como un mecanismo utilizado para explicar las cosas con lujo de detalle, para lograr introducirnos en el terreno textual con seguridad y firmeza. Y de esta manera, todo lo que suceda llegando al final tiene una explicación previa que nos es completamente lógica. Con respecto a esto, también cabría decir que el libro no es autoconclusivo, sino que pertenece a una saga, y como tal, debemos considerarlo como la etapa introductoria de una historia mucho mayor. Hasta que se presente la oportunidad de un viaje a la misteriosa isla en la que su abuelo fue criado. Una isla con una casa en ruinas, con una historia oscura, y con secretos que saldrán a la luz, y que amenazan con cambiar para siempre el mundo de nuestro protagonista.
Dicho esto, puedo sostener que la trama del libro me pareció muy original y excelentemente lograda. Si bien es cierto que a primera vista parece no ofrecer nada nuevo, pero una vez que comienza la lectura nos encontramos con pequeños detalles que amplían el mundo narrado de manera extraordinaria. No sólo estamos leyendo sobre personajes con poderes particulares – tema sumamente común en la cultura actual- sino que se nos enfrenta a viajes en el tiempo, a monstruos indescriptibles, a vueltas de tuerca inesperadas.
También cabe destacar el uso del recurso fotográfico como una constante a lo largo de las páginas del libro, lo que le da un toque fresco a la lectura en partes en las que se torna muy descriptiva. Las imágenes  son geniales – algunas de ellas incluso llegan a ser perturbadoras – y cumplen con la estética del libro, a la vez  que no aparecen “descolgadas” sino que responden a hechos que ocurren en la narración.
En su gran mayoría amé a los personajes. Cada uno se distingue no sólo por su peculiaridad, sino también por sus únicas formas de ser, desde el exacerbado sentido del humor de Millard hasta la perturbadora personalidad de Enoch. Sin embargo creo que Miss Peregrine, con todas sus manías, se lleva el premio al personaje favorito. Hay, empero, algunas relaciones entre personajes que no llegué a comprender del todo o que me han parecido un tanto forzadas, pero tal vez sean detalles a explicar en futuras entregas. Sin ánimo de dar spoilers, debo decir también que la dosis de romance del libro no es de mis favoritas, y que la historia hubiera funcionado igualmente sin ella.
“El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares” es una historia en donde el juego entre realidad y ficción impregna las páginas, al mezclar elementos sobrenaturales y difíciles de explicar con  un contexto histórico doloroso y muy conocido por todos. En una época en que lo diferente era castigado – incluso más que en la actualidad – la presencia de lo peculiar como elemento característico crea un subtexto que se disfruta mucho.
El furor por este libro, publicado originalmente en el año 2012, resurgió a partir del anuncio de la película dirigida por Tim Burton y con papeles protagónicos de Eva Green, Asa Butterfield y Samuel L. Jackson. Gracias a Editorial Planeta y a 20th Century Fox, tuve, junto a Malena, la posibilidad de asistir a una proyección cerrada de la película, acerca de la cual les contaré algunas cosas.
Principalmente me encontraba súper emocionado por asistir a una película de Burton, director al cual admiro y que, todo sabemos, cuenta con obras maestras en su haber. Sin embargo, al mismo tiempo, estaba un poco nervioso dadas las creaciones recientes del director – Alicia, ejem -.
Ya desde la descripción del libro nos damos cuenta que es una historia perfecta para ser llevada a la pantalla grande por alguien como Tim Burton. La estética es oscura, a veces grotesca, y lo enigmático es palpable en el aire. Sin embargo,observamos rápidamente que la película no lleva la carga de oscuridad característica del director, y que, de hecho, predomina el uso de una paleta de colores claros por gran parte de la película. Sin embargo me pareció una elección muy acertada para una película juvenil, al mismo tiempo que genera contraste entre los visto y lo narrado.
Eva Green y Samuel L Jackson me parecieron actores excelentes para encarnar a sus respectivos personajes. Lo bello y lo enigmático de Green resaltan particularmente el carácter pseudo maniático  de Miss Peregrine, mientras que Jackson encarna a la perfección la locura y ambición de su personaje, del cual no hablaré para no arruinar sorpresas a nadie.
Con respecto a Asa Butterfield tengo sentimientos encontrados. Me parece que, en la segunda mitad de la película, estuvo muy bien, pero que le costó muchísimo lograr encarnar a Jacob. Su actuación en la primera hora me pareció un tanto forzada, y realmente me sacaba del clima que se intentaba crear.
Un último punto a tener en cuenta es que, si bien la película se disfruta mucho, hay muchas cosas que cambian en relación al libro – entre las más molestas hay lo que podríamos llamar in intercambio de peculiaridades – y, también hay tantas otras cosas que directamente no son representadas.  Es una película muy recomendable para aquellos que hayan leído el libro, pero, al mismo tiempo, creo que quienes miren la película y no hayan leído el libro no deberían dejar pasar la oportunidad de sumergirse en sus páginas, ya que cuenta mucho más de lo que se ve en la pantalla grande.






1 comentario :

  1. Hola! Tengo pendientes ambas, pero esta claro que no veré la película hasta que lea el libro! Gracias por la reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Tus comentarios son importantes para el blog!
No te vayas sin dejar tu huellita :)