jueves, 29 de octubre de 2015

Reseña: Éramos mentirosos.

Autor: E. Lockhart

Editorial: Salamandra Blue

Paginas: 288


Una isla privada. Una ilustre y conocida familia de Nueva Inglaterra. Un grupo de cuatro amigos —los Mentirosos— cuya amistad se vuelve destructiva. Una rebelión. Un accidente. Un secreto. Mentiras y más mentiras. Amor verdadero. Y, por fin, la verdad.
Ésta es la bellísima y terrible historia de una familia perfecta que se sostiene sobre pilares de peligrosa fragilidad. A lo largo del relato se van desvelando las piezas de un rompecabezas que formarán un mosaico de personajes fascinante, donde los prejuicios y el egoísmo son los peores enemigos de la armonía y la felicidad.


Once upon a time, there was a King who had three beautiful daughters…

Para los Sinclair, la vida es poco menos que un cuento de hadas. Inmediatamente notaremos la forma en la que le escapan al prototipo de familia común: son hermosos, ágiles, inteligentes. Las cuentas bancarias están llenas – y si no, eso tienen que hacer creer – y siempre, siempre tienen razón. “Los ganadores se sientan al frente”, diría Harris, el patriarca de la familia. Y los Sinclair, por supuesto, no pueden hacer menos que conseguirla, cueste lo que cueste.
Cada verano, Harris se reúne con sus tres hijas y nietos en su isla privada, Beechwood, con la intención de reforzar los lazos familiares y, al mismo tiempo, distanciarse de un mundo al que sólo deben mirar desde arriba. Sin embargo, este mundo aparentemente ajeno irrumpe en lo cotidiano cuando Carrie, una de las herederas de la familia, comienza a traer a la isla a un joven que no se asemeja en nada a ellos. Gat Patil, quien carece de cabello rubio, de piel clara, del apellido, y a quien no todos los miembros de la familia considerarán bienvenido.
Tolerado, pero nunca aceptado del todo, la llegada de Gat será sólo el comienzo para nuestra protagonista, Cadence, quien, con el paso del tiempo, comenzará a verlo con otros ojos.
Cabe destacar que, si bien este es un hecho que considero sumamente relevante a la hora de analizar la novela, no es el punto central de la misma, ya que la historia se ubica siete años después de este episodio, cuando la amistad entre los miembros adolescentes de la familia ya se ha afianzado.
Ya en el verano quince, como es denominado en la obra, Candence, Johnny, Mirren y Gat se han vuelto un conjunto inseparable, llegando a fundar su propio grupo secreto: “The Liars”. A medida que crecen, nuestros mentirosos comenzarán a notar cómo la familia que alguna vez consideraron perfecta, está lejos de serlo.
La relación entre sus respectivas madres se vuelve cada vez más conflictiva, a la vez que comienzan a salir a la luz las problemáticas relacionadas con dinero, propiedades, herencias. Las verdadera naturaleza de los Sinclair saldrá a la luz conforme los problemas aumentan, hasta llegar al verano en cuestión. Verano en el que algo sucede, pero que Cadence no logra recordar. Algo que le ocasiona graves problemas físicos y emocionales, y que nadie parece estar dispuesto a contarle.
We were liars es, dentro del catálogo “Young adult”, una de las mejores historias que he leído en mucho tiempo. Es uno de esos libros en los que cada capítulo te deja con intriga, con la necesidad de saber qué pasa a continuación, porque realmente es muy difícil prever cómo se van a desarrollar las cosas.
Mención especial merece el final, tan impactante, tan inesperado. La manera en la que todo cierra, la manera en la que se vuelve completamente necesario retomar capítulos anteriores para ver “cómo se me pasó esto”, me pareció increíble, tanto en el efecto que producen las revelaciones, como en la forma de relatar los acontecimientos que llevan al mencionado desenlace.
Podemos encontrar en este hecho un gran punto a favor de la autora, ya que tiene una gran capacidad de esconder pistas a lo largo de los capítulos, las cuales pasarán desapercibidas para el lector que no considere necesario encontrarlas, o que desconozca su existencia. Y aquí me veo en una situación sobre la cual realmente no tengo una opinión bien formada: buscar los indicios, el saber que hay un twist al final del libro fue fascinante, pero a su vez, creo que la experiencia hubiera sido muy diferente si, digamos, hubiera agarrado este libro por casualidad, sin buscar ni saber absolutamente nada. ¿Cuál de las dos opciones es mejor? Estará en ustedes decidir.
A decir verdad, es la primera vez que leo algo de su autora, Emily Lockhart, y la sorpresa que me llevé fue bastante grata. Por un lado, por la historia, por su capacidad para generar algo un poco más sorprendente de una forma que se ha vuelto cliché en la literatura juvenil –no dejan de ser, después de todo, un grupo de amigos ricos con secretos -. Por el otro, tenemos la prosa con la que es capaz de expresarse, la manera en la que las palabras se anidan, en muchos casos convirtiendo la escritura en algo que llega a ser semi poético, pero sin la necesidad de caer en lugares comunes. Y a pesar de esto, en ningún momento se olvida la edad de la protagonista. A nuestros ojos continúa siendo bastante joven, cosa que, en muchas obras en que se trata de forzar el lenguaje para embellecerlo, se termina perdiendo.

We were liars, en conclusión, es una lectura obligatoria para todos aquellos que gusten de indagar a lo largo de los capítulos para llegar a la verdad. No digo que sea infalible, ya que hay cosas que son adivinables, pero no por eso deja de generar un efecto de autosatisfacción a la hora de dar vuelta la contratapa. La historia es atrapante en extremo, y junto a la fluidez del estilo de Lockhart, sumado a cierta sencillez poética, no deja de sorprender a cada página. Nos sumerge en un mundo de mentiras y traiciones, en donde las cosas no son lo que parecieran desde afuera. Incluso nos hace estar agradecidos de no pertenecer al clan Sinclair.   
Matías Pardini

~Sobre el autor~


Es la autora de una serie de novelas para adolescentes. Ella ha tenido nueve novios oficiales, si se cuenta el chico que le pidió que fuera con él a un baile de séptimo grado y luego básicamente nunca habló con ella de nuevo. Ella nunca ha estado en un equipo de deportes de cualquier tipo, pero he excusado de la clase de gimnasia por ir a clases de ballet. Ella tiene un tatuaje, corta su propio pelo, y ha usado el mismo perfume desde la escuela secundaria (flores chino de Kiehl). En su oficina hay dos muñecas Betty y Veronica, una foto de un perro de presa en particular la grasa, una tarjeta de presentación oficial de 'Sherlock Holmes, el detective de consultoría', y el vestido de la aleta de 1920 que lució en la fiesta de graduación.

Sitio web oficial: http://www.emilylockhart.com/

3 comentarios :

  1. Ya cuando estaba en inglés me llamaba y ahora que está en español me muero por conseguirlo ^^
    <3

    ResponderEliminar
  2. Ay me encanta la trama del libro, todo ese aire misterioso hace que quiera leerlo!
    Ya no puedo esperar a que llegue :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Oooooooooh. Ahora tengo más ganas de leerlo!! Esta en mi wishlist interminable. Me encanta que haya que adivinar cosas.. O llegar al final y darte cuenta que te perdiste muchos indicios. Yo casi siempre adivino lo que puede pasar al final porque hago muchas teorías pero su logra sorprenderme realmente vale la pena. Quiero quiero.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Tus comentarios son importantes para el blog!
No te vayas sin dejar tu huellita :)