lunes, 14 de agosto de 2017

Serie: Lucifer






Titulo: Lucifer
Creador: Tom Kapinos
Temporadas disponibles en Netflix: 1
Genero: Policial, comedia dramática, fantasía.
Basada en: The Sandman de Neil Gaiman - Lucifer de Mike Carey








Siempre estoy buscando series nuevas para ver en Netflix y como de costumbre, la querida plataforma no me defrauda.
Hace unas semanas me cruce con Lucifer, una serie policial que mezcla humor, drama y fantasía de una forma muy adictiva. Aparte Lucifer (Tom Ellis) es endiabladamente precioso =)
Lucifer es un personaje de Neil Gaiman, aparece que forma secundaria en The Sandman y luego Mike Carey escribió una serie de comics spin-off. En estos se presenta la historia de que Lucifer, aburrido de controlar el Infierno, decide tomarse unas vacaciones y mudarse a la ciudad de Los Ángeles.
La serie toma esta historia y la recrea de una forma excelente. Tenemos al Diablo en persona (¡y qué linda persona!) en la ciudad donde todo es posible dirigiendo un club nocturno junto a Maze, un demonio que escapó del Infierno con él y es una mujer temiblemente hermosa. Lucifer Morningstar es conocido en LA por conceder favores a las personas y después pedir algo a cambio, una especie de pacto con el Diablo =p
A esta altura la trama me tenía por completo. Siempre me gustaron las series o películas que le buscan una vuelta a las historias bíblicas, y tener a Lucifer, el hijo rebelde de Dios, en Los Ángeles decidido a no cumplir mas con el castigo de su Padre de controlar el Infierno me resultó de lo más atractivo. Uno puede pensar que la historia es algo superficial al comienzo pero capítulo a capítulo se pueden observar más capas y nos damos cuenta de que hay una gran historia de fondo esperando ser desarrollada.


En esta primer temporada, Lucifer cruza caminos con Chloe, una joven detective no muy querida entre sus colegas. Lucifer y Chloe comenzaran a trabajar juntos en la resolución de asesinatos, y nadie mejor que el Diablo en persona para castigar a los pecadores, ¿no?
Lucifer es tan encantador como temible, el actor supo darle vida al personaje de una forma que es imposible no amarlo. Tiene la picardía justa y la vulnerabilidad que esperamos, a pesar de que no quiera mostrarla mucho, hasta el Diablo tiene sentimientos.
Y en base a esto se desarrolla la serie, a medida de que Lucifer pasa mas tiempo con Chloe e interactua desde otra posición con los humanos es que empieza a descubrir que quizá es tan mortal como ellos. De hecho, una de las cosas que mas me gusto de la serie fue que Lucifer comienza a ir a terapia y la verdad es que no podría ser más divertido. El humor que hay en la historia es excelente, a veces es bastante oscuro y por otras sumamente tonto. 


Mientras que Lucifer se debate entre cuál es su lugar en el mundo (físico y espiritual), su querido Padre ha enviado a su hermano, Amenadiel, a buscarlo, y al parecer los ángeles no son taaan buenos como uno creería.
La verdad es que al comienzo no pensé que me iba a gustar tanto, creí que iba a ser una serie mas de detectives, como tantas otras, pero me hipnotizo y no veo la hora de que Netflix publique la segunda temporada.




lunes, 7 de agosto de 2017

Entrevista a Stephanie Garber autora de Caraval

(Esta entrevista fue publicada en la edición de julio de Huellas de Tinta, para leer el ejemplar click ACÁ)


¡Buenas, buenas! ¿cómo andan? espero que muy bien. Por acá estoy tratando de ponerme al día con el trabajo y la vida en general, as´que no hay mucho tiempo libre para sentarme a reseñar, pero bueno, ¡lo intento! =(
Hoy comparto con ustedes la entrevista que gracias a Los Chicos No Leen - Editorial Planeta Argentina, tuve la oportunidad de hacer a la autora Stephanie Garber, quien escribió el fantastico libro Caraval, una historia que me fascino de principio a fin.

¡Espero que la disfruten!



¿Cómo fue concebida la idea de Caraval?


Tuve la idea de Caraval más de un año antes de comenzar a escribir. Todo comenzó mientras leía una novela de ficción histórica, Code Name Verity, de Elizabeth Wein. Unode los personajes fue una piloto durante la Segunda Guerra Mundial. En una escena recoge a un joven que se encontraba rodeado por dos guardias, y la piloto no tiene idea si se encuentra custodiado porque es un criminal peligroso que necesita ser vigilado, o si en realidad es una persona importante que requiere protección. Es una escena muy pequeña del libro, pero la pregunta quedó grabada en mi cabeza. Me encantaba cómo ambas respuestas podían ser verdad, lo que me hizo pensar que sería divertido escribir un libro que se centrara en una pregunta misteriosa como esa. Esto se transformó en la idea de un juego que forzara constantemente a los participantes a preguntarse qué forma parte de la realidad y qué es solo parte del juego.

La relación entre Donatella y Scarlett es muy especial. ¿Se encuentra inspirada en una relación real?

La relación de hermanas entre Tella y Scarlett es una de mis cosas favoritas de la historia. No se encuentra inspirada en nada real, pero quizás utilicé pedazos de la relación con mi hermana menor a la hora de desarrollar el vínculo entre Scarlett y Tella. Mi hermana es mi mejor amiga, y definitivamente intenté plasmar algo de ese amor y amistad en la historia. También soy muy similar a Scarlett en el sentido que me gusta seguir las reglas, y que cuando era más chica era muy sobreprotectora con mi hermana – de hecho, lo sigo siendo. Pero más allá de eso no diría que mi relación se encuentra reflejada en las hermanas del libro. Mi hermana es más aventurera, como Donatella, pero allí donde Tella es bastante egoísta, mi hermana es una de las personas más generosas y bondadosas que jamás conocí. También venimos de una familia muy amorosa con unos padres muy comprensivos.

Al comenzar a escribir Caraval, ¿Sabías cómo iba a terminar o el final se te fue ocurriendo mientras escribías?

Realmente me gusta sorprenderme con las historias. Así que, la primera vez que me senté a escribir, traté de ocultarme a mí misma si lo que ocurría en la historia era real o era parte del juego. No sabía quién estaba diciendo la verdad y quién mentía, lo que hacía muy emocionante escribir cada capítulo, ya que sentía que estaba jugando junto a Scarlett. Así que no, no tenía idea sobre cómo iba a ser el final hasta que lo escribí.

¿Cuál es tu personaje favorito? ¿Por qué?

Amo todos mis personajes, incluso a los malos, pero mientras escribía la historia mi favorito era Julian. Sé que los lectores dicen constantemente que no saben si confiar en él o no, y eso es exactamente lo que sentí mientras escribía, y es la razón por la cual lo amo. Originalmente estaba pensado para ser un personaje menor, pero comenzó a robarse cada escena en la que aparecía, por lo que empecé a darle cada vez más apariciones: era un personaje muy divertido de escribir y quería saber qué es lo que haría a continuación.

¿Cuál fue el personaje más difícil de escribir? ¿Por qué?

La madre de Tella y Scarlett fue un personaje muy complicado de descifrar. Solo se la menciona brevemente en el libro 1, en parte porque es un personaje muy enigmático y porque me tomó mucho tiempo descifrar cuál es su historia de fondo. Traté de no decir demasiado sobre ella en el primer libro.

Si estuvieras en Caraval, ¿preferirías ser un actor, un jugador, o un espectador?

Solía pensar que me gustaría ser un actor, pero soy terrible actuando. Creo que sería muy apasionante ser un jugador. Sería divertido tratar de ser más inteligente que Legend, y enamorarse de alguien como Julian por una semana mágica. 

¿Podés contarnos algo sobre la continuación de Caraval? ¿Desde qué punto de vista va a ser escrita?

Todo lo relacionado con Caraval 2 es top secret. Pero sí les puedo contar que será escrito desde la perspectiva de un personaje diferente.

¿Tenés algún consejo para los jóvenes escritores?

Escribí el libro que te gustaría leer, y la historia con la que estás obsesionado. Realmente creo que los mejores libros son aquellos que los autores se encuentran apasionados por escribir. No creo que seas capaz de provocar sentimientos en un lector si no sos capaz de sentirlos vos mismo. Con Caraval solía despertarme en mitad de la noche y comenzar a escribir notas en mi teléfono. Solía escribir en servilletas durante el almuerzo, en post-it, en la parte trasera de sobres… en cualquier superficie que pudiera encontrar, porque estaba obsesionada con la historia y no podía dejar de pensar en ella.

¿Te gustaría visitar Argentina? ¡Sabemos con seguridad que a tus lectores argentinos les encantaría conocerte!

¡Sí! Ni siquiera tengo que pensar esta respuesta. ¡Me encantaría visitar Argentina!




viernes, 4 de agosto de 2017

Reseña: Words in Deep Blue

Autor: Cath Crowley


Editorial: Alfred A. Knopf Books for Young Readers 


Paginas: 273

Libro disponible en inglés, no esta publicado en Argentina.

Love lives between the lines.

Years ago, Rachel had a crush on Henry Jones. The day before she moved away, she tucked a love letter into his favorite book in his family’s bookshop. She waited. But Henry never came. 

Now Rachel has returned to the city—and to the bookshop—to work alongside the boy she’d rather not see, if at all possible, for the rest of her life. But Rachel needs the distraction, and the escape. Her brother drowned months ago, and she can’t feel anything anymore. She can’t see her future.

Henry’s future isn’t looking too promising, either. His girlfriend dumped him. The bookstore is slipping away. And his family is breaking apart.

As Henry and Rachel work side by side—surrounded by books, watching love stories unfold, exchanging letters between the pages—they find hope in each other. Because life may be uncontrollable, even unbearable sometimes. But it’s possible that words, and love, and second chances are enough.




“We are the books we read and the things we love.” 

Rachel y Henry han sido amigos durante muchos años, mejores amigos, hacían todo juntos. Rachel estaba enamorada de él pero no se animaba a decírselo. La noche antes de irse de la ciudad, Rachel deja una nota en un libro de Henry, diciendo que debe ir a la librería donde trabaja (que está debajo de su casa) y buscar en la sección The Letter Library (una sección en donde la gente deja libros que no se venden ni se pueden sacar del negocio, son para uno deje cartas a personas conocidas o desconocidas, marque los libro, deje frases…) un libro en especial, en ese libro ella deja una carta declarándole su amor. Pero Henry nunca aparece y Rachel se muda de la ciudad, dejando a su mejor amigo atrás sin despedirse, demasiado dolida para confrontarlo. 
Por casi tres años Rachel, su madre y su hermano Cal, viven en una ciudad costera, a Rachel le costó pero se olvido de Henry, conoció a un chico nuevo, empezó a nadar mucho, a pensar en que quería estudiar, a donde quería viajar con Cal, hasta que este muere ahogado en el mar y la vida de su familia se desmorona. En un intento por sacarla de su depresión, su madre y su abuela deciden enviarla a su ciudad natal con Rose, su tía, para cambiar de aire y que consiga un trabajo, ya que tiene 18 años y repitió el último curso debido a la muerte de Cal. Al llegar a la ciudad se entera que va a tener que trabajar en la librería con Henry. Great.
Rachel no le cuenta a nadie sobre la muerte de Cal, ni a Henry, ni su hermana Georgi, ni Lola su otra mejor amiga. Se dedica a trabajar catalogando los libros de la sección de The Letter Library ya que debido a que el negocio no va bien, la familia de Henry decidió venderla. Su padre no quiere, pero su madre, si, están divorciados y vender la librería parece separar a un mas a la familia.
A pesar de que la historia central de este libro es la de Rachel y Henry, lo que lo convierte en uno de mis libros preferidos del año son todas las pequeñas historias que de a poco se van conectando una con otra, entretejiendo un mundo hermoso y tremendamente emotivo. 
Al transcurrir, su mayor parte, en la librería de la familia de Henry, la ambientación es perfecta para
los apasionados lectores. Hay muchas referencias a clásicos, algún que otro YA, y los debates literarios lo son TODO ♥ Me encanto leer un libro tan booknerd y que ese hecho marque tanto a los personajes. Cath Crowley nos presenta una "historia de amor" bastante típica pero en un ambiente único. 
La sección The Letter Library es todo lo que esta bien en esta vida y necesito una librería así en mi ciudad, en donde uno pueda compartir con cualquiera lo que mas le apasiona de una historia, o dejar cartas a extraños o palabras que quizá no nos atrevemos a decir en voz alta. De hecho los diálogos a través de las cartas son mi parte preferida de esta historia, en especial cuando Rachel habla de la muerte de su hermano. 
Words In Deep Blue es un libro emotivo y frustrante, por momentos Henry es un personaje insoportable pero, si soy honesta, es un típico adolescente que se ve envuelto en un triangulo amoroso entre su ex y su mejor amiga. Por lo general los triángulos amorosos no son lo mio, pero en esta historia no me molestaron tanto, y hablo en plural porque hay otro en la historia, que prefiero no detallar pero MY GOD como nos hace sufrir ese otro trío. 
Un libro que me hizo sentir, que genera emociones tan fuertes que es imposible no amarlo ♥
Me encantaría que alguna editorial lo publique en Argentina, pero si no es así, lo pueden comprar en inglés en Book Depository como hice yo.





martes, 1 de agosto de 2017

Reseña: "Un mal principio" y "La habitación de los reptiles"

Autor: Lemony Snicket

Editorial: Penguin Random House



Querido lector, Siento decirte que este libro es extremadamente desagradable: cuenta la historia de tres niños con muy mala suerte. Los hermanos Baudelaire son un imán para los desastres. Para empezar, sobreviven a un incendio terrible, se enfrentan a un ser malvado, codicioso y repulsivo, desmontan un complot para despojarlos de su fortuna ¡y se ven forzados a llevar ropa que pica! Yo tengo la triste obligación de poner por escrito estos trágicos acontecimientos, porque soy el autor. Pero a ti nada te impide cerrar inmediatamente este libro y leer algo más alegre, si eso es lo que prefieres. Con todo mi respeto, Lemony Snicket


Gracias Penguin Random House por el ejemplar.



"Si están interesados en historias con un final feliz, será mejor que lean otro libro. En éste, no sólo no hay un final feliz, sino que tampoco hay un principio feliz y muy pocos sucesos felices en medio.”


Creo pertinente comenzar esta reseña asegurándoles que, habiendo leído no sólo “Un mal principio” y “La habitación de los reptiles” sino que también los otro once libros que les siguen y que aún no han sido publicados en español, esta frase con la que Lemony Snicket comienza a escribir “Una serie de catastróficas desdichas” es completamente cierta. También es cierto que a pesar del tono oscuro y bastante desesperanzador de los libros, el lenguaje cómico con el que están escritos y el aprovechamiento de situaciones y elementos absurdos (a la vez que inteligentes) hacen que ésta sea una saga imprescindible para los fanáticos de la literatura juvenil.
En el primer tomo se nos presenta a los tres hermanos Baudelaire y al Conde Olaf, un siniestro hombre que será su primer tutor legal tras la muerte de sus padres en un trágico incendio. Los niños pronto descubren que lo único que le interesa a Olaf es la gran fortuna que dejaron sus padres, y que está dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de lograrlo. Por fortuna, los tres hermanos son sumamente inteligentes y habilidosos, y a pesar de que los demás adultos resultan totalmente inútiles,  logran desenmascarar las verdaderas intenciones de su tutor. Lamentablemente, sus peripecias no hacen más que empezar...
                Creyendo haber dejado al Conde Olaf en el pasado, el segundo libro comienza con los Baudelaire camino a casa de su nuevo tutor, el famoso herpetólogo Montgomery Montgomery (o como él insiste que lo llamen, tío Monty). A pesar de parecer bastante excéntrico y descuidado al principio, los niños descubren que él realmente se preocupa por su bienestar y se acostumbran rápidamente a su nueva vida rodeado de reptiles. La felicidad durará poco, porque el nuevo asistente del tío Monty, un tal Stephano, resulta sospechosamente familiar: los Baudelaire pronto descubrirán que se trata del Conde Olaf, y que no tiene nada bueno entre manos. Por segunda vez, sólo ellos podrán demostrar el peligro que corren y detenerlo antes de que sea demasiado tarde para ellos… o para tío Monty.
Una de las cosas más interesantes de los libros de “Una serie de catastróficas desdichas” es el buen manejo y la construcción de los personajes. A diferencia de sagas juveniles similares. Los hermanos Baudelaire tienen un protagonismo equilibrado; no hay un personaje que predomine y otros que lo complementen, sino que todos tienen su misma cuota de importancia. Violet, la mayor de los Baudelaire, es la más interesante por cómo se la plantea siendo mujer. Desde el comienzo de la historia se remarca que la mayor de sus cualidades es su inteligencia, en contraposición a tantas otras mujeres en sagas similares que se lucen tan sólo por su belleza física. Klaus, por su parte, representa lo intelectual: habiendo leído una cantidad sorprendente de libros para sus escasos doce años, son pocas las cosas que el segundo hermano Baudelaire desconozca, y aún en ese caso, bastará con que devore algún libro para conseguir la información necesaria para sacarlos de apuros. Por último tenemos a Sunny, que a pesar de ser una bebé es el componente físico la mayoría de las veces. Su reducido tamaño y sus afilados dientes la ayudan a hacer cosas que sus hermanos mayores no pueden. Su incapacidad de hablar comprensiblemente proporciona algunos de los mejores momentos en los libros, en donde el narrador repone lo que la pequeña probablemente quiso decir.
Las figuras de los adultos, especialmente del señor Poe, son las más destacables al momento de analizar la lectura. Su inutilidad y su incapacidad de ver lo que está pasando generan frustración en el lector, que es justamente lo que el autor pretende: Poe no es ni más ni menos que cualquier adulto que desestima lo que los niños tengan para decir por el simple hecho de ser niños. Por otro lado están personajes como Justicia Strauss o tío Monty, ambos encantadores y bien intencionados pero que al momento de ayudar activamente a los niños también se ven sumamente limitados. El Conde Olaf, por su parte, se construye como un personaje sombrío, cruel y despiadado, pero al mismo tiempo caricaturizado para sacar provecho del humor satírico que caracteriza a la saga. A pesar de resultar gracioso la mayoría de las veces, no son pocos los momentos oscuros que protagoniza: el malvado villano le propina una feroz bofetada a Klaus, amenaza a él y a sus hermanas con un filosísimo cuchillo y [SPOILER ALERT] llega incluso a asesinar con tal de lograr su cometido.
Uno de los puntos más fuertes de los libros es, por lejos, el distintivo estilo del autor: el uso inteligente de algunos recursos (como dedicar una página y media a repetir la palabra “jamás” en la frase “jamás debemos tocar los aparatos eléctricos”), las constantes (y generalmente rebuscadas) definiciones a palabras inusuales juegan con la obsesión que tienen la mayoría de los adultos con subestimar las capacidades de los niños. Con un humor distintivo y muy sagaz, Snicket logra aligerar situaciones tristes, reprobables o escandalosas y hasta transformarlas en momentos absurdos o dignos de risa. La promesa de una serie de trece libros donde casi nada le sale bien a tres niños buenos e inteligentes ciertamente ayuda a enganchar al lector curioso; si sos uno de ellos, te aseguramos que hay muchos misterios y sorpresas por delante que difícilmente puedan decepcionarte.
A casi veinte años de la publicación de “Una serie de catastróficas desdichas” en inglés, es un logro inmenso que finalmente Penguin Random House esté traduciéndolos. Haciendo uso de un humor muy agudo y de una crítica social muy cuidada, Lemony Snicket logra establecer un fuerte punto de partida a una serie de trece libros que promete mejorar más y más con cada entrega. Son destacables además las ilustraciones de Brett Helquist, que no sólo embellecen las portadas de los libros sino que también se destacan al principio de cada capítulo y en algunas páginas extra. La elegancia y el detalle cuidado en ellas ayudan a la ambientación y definitivamente es un acierto que Penguin Random House las haya mantenido en esta edición. Es ciertamente destacable la calidad de la traducción, ya que los libros originales están repletos de chistes idiomáticos que son muy difíciles de mantener.
Si te quedaste con ganas demás, te recordamos que está disponible en Netflix “Una serie de eventos desafortunados”, una increíblemente fiel e interesante adaptación de los libros con Neil Patrick Harris encarnando al Conde Olaf. Además de los primeros dos libros, la primera temporada adapta también los dos libros que siguen a la saga, que aún no fueron publicadas por Penguin Random House  ¡así que ojo si no querés spoilers! 







Tomás Rodriguez